“Los directivos tradicionales ven su rol como el de dirigir y controlar el desempeño de su equipo, para obtener resultados predecibles. Los líderes ven su trabajo como una manera de dar poder a las personas de su equipo para que obtengan resultados extraordinarios.
Los  directivos tradicionales están generalmente enfocados a objetivos previamente definidos. Los líderes están orientados a los compromisos de las personas que lideran y alinean los objetivos de éstas con los objetivos comunes de la empresa.
Los jefes tradicionales tratan de motivar a las personas. Los líderes insisten en que las personas se motivan a si mismas.
Los directivos tradicionales se sienten responsables de las personas que dirigen. Los líderes demandan a las personas que dirigen que sean responsables de si mismas y del juego que están jugando.
Los gerentes tradicionales obtienen el poder de la autoridad de su cargo. Los líderes obtienen la autoridad de sus relaciones con las personas que lideran y del cumplimiento de sus compromisos.
Los jefes tradicionales están orientados a analizar lo que anda mal y por qué suceden las cosas. Los líderes están mirando desde el futuro  un contexto de compromiso para crear una nueva realidad y buscan lo que “está faltando”.
Los directivos tradicionales miran el futuro basado en sus mejores predicciones. Los líderes miran desde el futuro como una posibilidad, en el contexto de compromisos para crear nuevas realidades.
Los jefes tradicionales dirigen a sus equipos. Los líderes crean posibilidades para que otros lideren.
Los gerentes tradicionales solucionan problemas frente a los límites y obstáculos. Los líderes utilizan los límites y obstáculos para declarar retos y obtener resultados sin precedentes.
Los directivos tradicionales utilizan premios y castigos para controlar las conductas de sus equipos. Los líderes confían y permiten que las personas que lideran decidan su propia conducta.
Los jefes tradicionales piensan que la gente trabaja para ellos. Los líderes trabajan para las personas que lideran.
A los directivos tradicionales les pueden gustar o no las personas de su equipo. Los líderes no se cuestionan si les gustan o no las personas que lideran.
Los directivos tradicionales buscan resultados y pueden estar o no de acuerdo con las razones por las que suceden. Los líderes buscan resultados y observan si las acciones son consistentes con los compromisos de las personas que lideran.
Los jefes tradicionales mantienen y defienden la cultura organizacional existente. Los líderes crean una nueva cultura.
Las organizaciones necesitan personas que puedan pensar por si mismas, que sean responsables de lo que sucede en la empresa,  porque así lo sienten.”
Jim Selman